Séjours tropicaux partagés

Argumentación


Alejado del turismo de masa. Anidado discretamente en una campaña singularmente ondulada como un paisaje suizo y curiosamente enarbolado de palmeras reales. En plena vegetación tropical, al pie de la cordillera oriental, no lejos de las grandes lagunas salvajes de Nisibon y de la costa atlántica de República Dominicana en Antillas Mayores, “Estancia desconocida” propone con el fin de tomar de la extensión y diversificar sus actividades, abrir su “Club Aventura” a los viajeros, a los descubridores de extraño y a los ecólogos, interesados por la protección de los ecosistemas, respetuosos de los equilibrios naturales y de una determinada vuelta a la naturaleza.
Una suscripción al Club se propone de ahora en adelante y permitirá así ofrecer durante dos o cuatro años consecutivos, pero con un precio convenido muy accesible, cinco chalés originales en madera y sobre pilotes, construidos según los principios del bio arquitectura y de la complementariedad entre el Yin y el Yang.
Estos cinco lodges establecidos sobre una pequeña loma que dominará el rancho, sabrán sacar como máximo provecho de las calidades enchanteresses de la campaña alrededor dramatizada por sorprendentes soles ponientes que desaparecen detrás la cordillera oriental.
Estas construcciones simples y bastante rústicas se vincularán íntimamente con el mecanismo del universo y la naturaleza según la práctica oriental del Feng Shui. Este arte famoso, aparecido aquí más de 3000 años bajo la China imperial, que utiliza el entorno con el fin de conocer el bienestar y la armonía.

 

Feng Shui, Viento y Agua. Dos palabras que invitan al viaje y incitan nuestra imaginación al sueño y al conocimiento de fuerzas de nuestro entorno que actúan a fondo sobre nuestra propia energía vital. Estas fuerzas son generadas por la Tierra, forjadas por la Naturaleza, transportadas por el Viento, modeladas por las Montañas y acumuladas por el Agua. Estar en perfecta armonía con estas fuerzas consiste en encontrarse bien colocado y bien orientada con relación al entorno externo, a la arquitectura del edificio, a los materiales empleados para su construcción, a la disposición interior. En resumen, el Feng Shui va del principio que todo ser vivo está en relación constante con su medio ambiente físico, natural o no, y que este entorno influye sobre profundamente de manera favorable o desfavorable su existencia y su destino. Es necesario incluir este arte milenario como elemento natural y también como motor de la energía universal. Permite sacar partido de las energías beneficiosas de nuestro medio ambiente para mejorar nuestra calidad de vida. Nuestra vida y nuestro destino están vinculados íntimamente a los mecanismos del universo y la naturaleza. Todas las permutaciones, que sean cósmicas o atómicas, encuentran su eco en nosotros. La fuerza que une al hombre a su medio es la energía vital o la respiración vital. Cada uno nosotros posee esta energía vital, cuyas características son consustanciales a cada individuo. Influye sobre todos los aspectos de nuestra vida y es esencial al mantenimiento del equilibrio físico, ambiente y emocional. Es decir, basándose en los valores enseñados por el Feng Shui y las enunciadas actualmente en los recientes informes que definen la política necesaria para llegar a un desarrollo sostenible, la responsabilidad, la participación, la innovación, la energía vital, la percepción de los mecanismos del universo y la división son valores que permiten afirmar que cada habitante del Globo tiene el derecho humano acceder a los recursos de la Tierra, utilizarlos, y también el deber de garantizar la perpetuidad para las generaciones futuras.

 

Por lo tanto a los valores actuales formulados por los ecólogos informados, y a la filosofía milenaria oriental del Feng Shui, “Estancia desconocida” abre su “Club Aventura” a una suscripción con el fin de responsibilizar mejor al “veraneante” quién desea comprometerse en la protección del ecosistema, implicándolo deliberadamente en este proyecto de defensa y de protección del entorno diferentemente que proponiéndole estancias tropicales en guetos hormigonados a bordo del Atlántico. El concepto inherente a este concepto de “desarrollo sostenible” consiste en convencer al “simple turista” que puede convertirse en un “verdadero viajero” y así hacer partido de una élite preocupada de proteger la belleza de la fauna y la flora tan particular, original y espléndida a San Domingo.



Aujourd'hui sont déjà 75078 visiteursDans cet espace !
=> Veux-tu aussi créer une site gratuit ? Alors clique ici ! <=